Caseum

Caseum, cálculos amigdalinos o tonsilolitos es la denominación que reciben el conjunto de restos orgánicos que se acumulan en forma de bola o grumos en la parte posterior de la cavidad bucal y/o esófago. Estas bolas o grumos se alojan en grietas o cavidades que se forman en las amígdalas de muchas personas. Estas cavidades se llaman criptas amigdalares.

Presentan un color blanco o amarillento, no solo son restos orgánicos de comida, sino el resultado de la suma de varios factores como la comida, bacterias, saliva, células muertas, etc. que se calcifican tomando la apariencia de bolas blanquecinas, que se tornan duras con el tiempo, de diferente tamaño y de olor nauseabundo. Estas bolas ya formadas son los llamados caseum, cálculos amigdalinos o tonsilolitos, que al calcificarse se alojan en las cavidades de las amígdalas, adhiriéndose a las mismas, lo cual hace que sea difícil su localización y su extracción. El caseum no es peligroso pero es muy molesto, ya que en la persona que lo sufre le produce un mal sabor de boca y una fuerte halitosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>